top of page

MATRIX, LA AMENAZA DEL LIBRE ALBEDRÍO

Updated: Oct 23, 2023




¿Qué es el Matrix? En un contexto filosófico, se refiere a la idea de que la realidad que experimentamos podría ser una construcción artificial o una ilusión. En mi opinión, más que decir que es una construcción artificial o una ilusión, se trata de la realidad que experimentamos basada en nuestro comportamiento y reacciones automáticas, es decir, no conscientes. Esto, amigos lectores, es lo que amenaza nuestro libre albedrío.


Y, ¿qué significa el libre albedrío? El libre albedrío se refiere a la capacidad de una persona para tomar decisiones y actuar de manera independiente, sin estar condicionado por determinismo o causas externas preestablecidas. Cuando permitimos que nuestro comportamiento siga patrones automáticos, nos enredamos aún más en el "Matrix" y perdemos la facultad de tomar decisiones conscientes. Esto limita nuestra libertad para elegir nuestras acciones libremente, ya que nuestro comportamiento se vuelve automático.


Lamentablemente, la mayoría de las personas actuamos de forma automática en nuestra vida cotidiana. Pasamos gran parte de nuestras vidas repitiendo rutinas desde el momento en que nos levantamos hasta que nos acostamos. Nuestros pensamientos fluyen de forma automática, el trayecto al trabajo se convierte en una secuencia idéntica cada día, agarramos el teléfono sin pensar, como si estuviéramos programados para ello. Incluso nuestras reacciones ante situaciones comunes son automáticas. Esta repetición constante de actividades diarias nos convierte en prisioneros del Matrix, donde nuestras acciones son dictadas por programaciones previas.


¿Alguna vez te has detenido a pensar cuántas de estas acciones realizas de manera consciente?


Por ejemplo, si ves a tu hijo o nieto columpiándose en el respaldo de una silla, es probable que reacciones automáticamente diciéndole: "Bájate, te vas a lastimar." Si te golpeas el dedo del pie, es natural que sueltes un grito automático de dolor. Cuando tienes sed, te levantas y tomas agua sin pensarlo dos veces. Estos son solo ejemplos de cómo nuestras acciones y reacciones cotidianas suelen ser impulsadas por automatismos.


Nuestros comportamientos y respuestas se forman a lo largo de nuestras vidas, principalmente durante la infancia, a través de la observación de nuestros padres, quienes a su vez actuaban de forma automática debido a sus propias experiencias de vida. Esta cadena de comportamientos automáticos se ha transmitido de generación en generación, y muchos de nosotros seguimos actuando de la misma manera, a menos que tomemos consciencia de ello y decidamos hacer un cambio.


El famoso dicho "Monkey see, monkey do" (el mono ve, el mono hace) refleja esta tendencia humana a repetir lo que observamos en los demás. La mayoría de las personas actúan en automático, simplemente replicando patrones que han visto a lo largo de sus vidas.


Mientras continuemos en esta rutina y nuestros comportamientos y reacciones sigan siendo inconscientes, viviremos atrapados en el Matrix, perdiendo así nuestro libre albedrío. Es por eso que se dice que todo es una ilusión, porque esa ilusión se crea debido a la falta de conciencia que arrastramos desde hace miles de años.


Entonces, ¿tienes libre albedrío?


Para recuperar nuestra libertad de elección, es fundamental que recuperemos la consciencia en nuestros actos y pensamientos. Existen diversas prácticas que pueden ayudarnos a liberarnos gradualmente de esta ilusión, el Matrix:


Establecer alarmas en nuestro celular para recordarnos tomar momentos de pausa, respirar profundamente, caminar o realizar una actividad diferente a la que estamos acostumbrados. Esto nos sacará de la rutina y nos ayudará a recuperar la consciencia.


Cambiar conscientemente la ruta que tomamos para llegar a casa, de esta manera desafiamos la monotonía y fomentamos la toma de decisiones conscientes.


Reducir el tiempo que pasamos en el celular y eliminar aplicaciones de redes sociales que nos sumergen aún más en la ilusión colectiva. Es importante recordar que el uso excesivo de las redes sociales nos mantiene atrapados en el Matrix social. Yo solía tener la costumbre de agarrar el celular de forma automática cada vez que iba al baño. Sin embargo, como parte de mi proceso para liberarme del Matrix, un día decidí eliminar una de mis redes sociales. Curiosamente, la siguiente vez que fui al baño, mi mano automáticamente se dirigió hacia el celular, como era mi hábito. Pero en ese instante recordé que había eliminado la red social, lo que me hizo sonreír mientras volvía a guardar el celular.


La meditación es una práctica poderosa para desarrollar la conciencia. A través de la meditación, aprendemos a observar nuestros pensamientos y emociones sin reaccionar automáticamente a ellos.


Practicar la toma de decisiones conscientes en situaciones cotidianas. Por ejemplo, pensar conscientemente antes de abrir una puerta o sentarse en una silla. Estos pequeños ejercicios nos ayudarán a recuperar gradualmente la capacidad de actuar de forma consciente.


En conclusión, el Matrix no necesariamente se trata de una construcción artificial o una ilusión externa, sino más bien de las estructuras mentales y los patrones de comportamiento automáticos que nos han sido transmitidos a lo largo de generaciones. Para recuperar nuestro libre albedrío, es esencial despertar a la conciencia y practicar decisiones conscientes en nuestra vida diaria. Solo así podremos liberarnos de las cadenas del Matrix y vivir de manera más auténtica y consciente.


15 views0 comments

Kommentare


bottom of page